Presentación Erick Ávalos

Embedded Scribd iPaper - Requires Javascript and Flash Player
Presentación del libro. Miguel Escobar Guerrero, Merary Vieyra Carmona, Mayra Silva Estrada y Cora Jiménez Narcia, Descifrar tu mirada, de Caledonia a playa Careyes, México, Raíz de agua/La burbuja/Casa del Poeta Peruano, 2010, pp. 90. Erik Avalos Reyes IMCED 1. En El malestar en la cultura1 Freud escribe casi al final de la obra: “el máximo obstáculo que se opone a la cultura: la inclinación constitucional de los seres humanos a agredirse unos a otros.” Una característica fundante de las diferentes manifestaciones culturas que hemos y estamos conociendo es la perversión de su actuar, las traiciones, el dominio, las imposiciones, los dogmas, las ideología, la razón instrumental siempre aplastante de la razón imaginaria, creativa; el control de unos pocos -mediante la violentación de la supuesta naturaleza humana- sobre los muchos. Ese es el diagnostico y creo que todos lo asumimos y reconocemos, es más, sabemos que lugar ocupamos en esta salvaje sociedad, el problema, el gran problema es que todos omitimos nuestra responsabilidad en la perduración de dicho enfoque social; sólo de vez en cuando la memoria, el actuar y las manifestaciones que hacen la diferencia aparecen para recordarnos que otros modos de vida y de pensamiento son posibles. Casi siempre aplicamos la indiferencia, le damos la espalda a esas voces o letras que nos abofetean de nuestros dogmáticos sueños del si a mí no me perjudica, no me importa. Hoy tenemos un testimonio brutal de lo que ha ocurrido en Atenco y lo que esta ocurriendo en ese otro mundo posible manifestado en la lucha y la alegría de las comunidades zapatista, y mejor aún, un dar cuenta reflexivo y creativo al mismo tiempo, Lisa y Marcos hacen, valoran, recrean en Descifrar tu mirada la aventura de la narración crítica como posibilidad de no olvidar para no ser sombras codificables y reciclables en este brutal sistema capitalista. Por ello, esa
1
Amorrortu, Buenos Aires, 2001, p.138.
1
inclinación constitucional a agredirnos de la que habla Freud puede ser contrarrestada desde el pensamiento mismo. 2. Las autoras y el autor del texto juegan con esa posibilidad, no presentan un tratado de filosofía que argumente ruda, matemática e insensiblemente cuál es el estado de la cuestión, no aluden a un propuesta pedagógica que vea al aprendizaje en el aula como una relación de conocimiento mediada por en tradicionalista profesor y unos pasivos alumnos, tampoco hacen una manual del activista perfecto o un panfleto de quejas. Apuestan a la utilización de distintos saberes: la música, la poesía, la pedagogía, la filosofía, la praxis política, la narración, todo ello zurcido con la voz de personajes alegres y triste a la vez; estamos ante un texto vivo de 90 páginas, que por sí mismo tiene voz para decirnos que prioriza la relación dialéctica entre Eros y Tánatos, sabiendo que solamente a través de la ventana del erotismo se puede entender que muchos mundos, miradas, sentires son posibles, nuevamente Freud nos recuerda: “[que] el Eros eterno, haga un esfuerzo por afianzarse en lucha contra su enemigo igualmente inmortal.”[en referencia a Tánatos] Este esfuerzo es el erotismo fotografiado en las mutuas palabras que se dedican Lisa y Marcos como una manera de representarse y construirse ese mundo, eso que se llama en el texto la locura del enamoramiento “la razón emocional. Esto es, el sentimiento puesto en nuestra relación, envuelto en ese deseo intenso hacia ella y el dolor de perderla definitivamente.” (21) 3. Dicha locura invita a recorre lugares comunes de los personajes, donde se conocieron, se enamoraron, donde sufrieron; dan cuenta de Caledonia, de Colombia, de playa Careyes, de México; espacios, tiempos y sucesos contemporáneos, preocupaciones comunes y enfrentamientos comunes, de ellos y de todos nosotros al mismo tiempo. Una disputa frecuente en las páginas se relaciona a la distancia que
2
se ha tomado entre al ámbito puritano del academicismo y la lucha meramente social que casi raya en ideologías, esas plataformas tan distantes, donde encontramos a las académicos hablando de pobreza y marginación social sin realmente tener ganas de lanzarse a la calle a escuchar a las personas pobres o marginadas, todo es número, estadística, discurso vacuo. Luego tenemos a los activistas, esos que marchan y marchan y machan y lo único que han aprendido es ha gritar consignas. En el libro, tenemos esa manifestación dialéctica presentada por el académico y la activista, él sabe que se debe transformar, reinventar el aula como espacio de lucha, la importancia de reflexionar sobre la acción para crean una mejor forma de lucha; ella asume su responsabilidad social y conoce que los más importante es el compromiso en activo, nos presenta dos ejemplos claves que han ocurrido en este país: el posicionamiento zapatista en el plano político-creativoteórico-educativo-militar-intergaláctico y la aniquilación fraguada institucionalmente sufrida en Atenco. 4. Quiero detenerme en ese lugar del estado de México que recibió un embate de odio y violencia por parte del estado y todas sus instituciones de poder: el ejército, los medios de comunicación, la iglesia católica, los partidos políticos y un gran etcétera que incluye la indiferencia de miles de mexicanos. Aunque, vale decir, que también hubo muestra de apoyo activo y solidaridad a la distancia de otros tantos mexicanos que estuvieron al pendientes de las humillaciones; otras y otros fueron a Atenco, a ver, a ayudar, a dar testimonio, a lo que sea pero jamás con un tolete en la mano; entre esas personas llego Lisa, y sí, a muchas como a ella las violaron, a otros los golpearon, un joven murió, otros los apresaron; el Estado fue claro en su mensaje a esos “metiches revoltosos”: no te metas en los Atencos del país, salte de las comunidades zapatistas, no apoyes la lucha de Cananea o el SME porque te violentaremos
3
de tal forma que como a Lisa te desconocerás a ti mismo. En este libro se da uno de muchos testimonios, aquí radica su importancia, no se olvida al narrar lo ocurrido, escribir las experiencias es pensar críticamente. Marcos nos recuerda: “Ella estaba más en la acción, en la expresión de sentimientos. Yo más en la teoría, en la explicación de sentimientos.” (27). 5. Esa dialéctica entre la expresión y la explicación es la que en el texto logra conjurar un tratado de pasión erótica entre dos humanos que parten de su experiencia cotidiana para querer explicar su rabia al amarse conjugada con al rabia por esa humanidad despojada por las políticas capitalistas; ellos le apuestan al reconocimiento mutuo: “nuestra postura a favor de la humanización, en contra de la globalización liberal que es un modelo que estimula la eliminación del otro/otra. En la necesidad de no bajar los brazos y participar en la construcción de un mundo donde sea menos difícil amar.” (62) Saben que reconocerse en el rostro del otro los introduce en el rostro de todos los otros del mundo como nos recalca Lenkestorf en muchos artículos –y que ellos también lo recuerdan- en las comunidades no se conoce el yo, siempre hay una apuesta por el nosotros, esa el la tarea que nos deja el libro, aprender a reconocernos como otros en esta sociedad de individualismos posmodernistas. Por ello, la experiencia zapatista siempre será un paradigma, porque en ese nosotros como crítica constante al yo han construido una sociedad ejemplar, a pesar de los múltiples intentos con la guerra de baja intensidad por callarlos. En el penúltimo párrafo del libro las autoras y el autor sueltan una frase emblemática: “Mirar más adentro” (75) Para descifrar las miradas es necesario mirar ese nosotros, y si se hace desde un testimonio crítico de la sociedad, donde sepamos que los argumentos siempre los pronuncian humanos y la actividad la hace gente pensante y crítica, entonces el recorrido de Caledonia a Playa Careyes no sólo tendrá significado para Lisa y Marcos, sino para todos los que hemos leído este libro.
4

Published under a Creative Commons License By attribution, non-commercial
AdjuntoTamaño
erick_avalos.doc31 KB